Inicio Management Cómo trabajar la comunicación interna en 6 pasos

Cómo trabajar la comunicación interna en 6 pasos

Descubre cuándo una mala estrategia de comunicación no permite avanzar a tu negocio, y cómo superarlo en 6 pasos.

Recuerdo mi etapa de estudiante de Comunicación, en la que los profesores nos hacían ver de la importancia de la comunicación en las empresas. En ese entonces aún eran pocas aquellas que tenían un departamento propio. Esto ha cambiado, y las compañías han entendido la importancia de una buena estrategia de comunicación.

Sin embargo, nuestro tan joven sector fitness apenas comienza a dar sus pasos, y empieza a entender que, para que la marca que gestionan tenga futuro, es importante cuidar toda la comunicación que sale en representación de su nombre.

La comunicación interna no es un caso aparte

Debemos comprender que nuestros empleados y proveedores también son nuestros clientes. Y una mala gestión de la comunicación interna, no solo va a provocar malos rollos y afectar al trabajo en equipo, también provocará que hablen mal de nosotros, que no crean en nuestro proyecto, y que la gente de fuera tenga una imagen, errónea o no, de quienes somos. Una percepción importante que afecta a nuestra reputación tiene que ver con la opinión, y a veces malestar, que transmite nuestro equipo cuando habla de nuestra empresa, lo cual repercute en perdida de credibilidad, y que nadie se interese en ser parte de nuestra empresa, al menos no de forma entusiasta “pues que bajón y que mal rollo”.

Partiendo de que el capital humano es el valor en alza de las empresas, y que un equipo comprometido se involucrará en el proyecto, conviene no solo trabajar la comunicación interna. Además de crear canales para comunicarse de forma transversal, la comunicación interna también está enfocada en fomentar el sentimiento de pertenencia y de orgullo. Si no, preguntadle a los que trabajan en Google o en Apple como presumen de ello, y como el talento llama a sus puertas.

La búsqueda del talento y la creatividad

Uno de los grandes retos con los que nos enfrentamos es la búsqueda de talento y creatividad de nuestro equipo para innovar y diferenciarnos de la empresa. ¿En serio crees que eso se puede hacer con un equipo en el que cada uno va a su aire y que no tienen una estrategia clara?

En mis formaciones suelo comentar que cuando nos llegan clientes de comunicación, les pregunto por su misión, visión y valores, y pocos son los que lo tienen e implementan. De aquellos que los tienen, una gran parte los tiene enmarcados en la oficina del director. Su equipo los desconoce, no los tienen presentes, y todo lo que hacen en su día a día, lo ejecutan sin tomar en cuenta lo que son, lo que quieren ser y los valores que deben promover.

6 claves para la buena comunicación

Si después de haber leído los párrafos anteriores, estás convencido/a que la comunicación interna es importante, te dejo algunas claves para que comiences, o continúes fomentando la buena comunicación. Para que logres que tu equipo esté cohesionado, involucrado, y como resultado aumente la reputación de tu marca (la reputación no se puede controlar pero si se puede trabajar).

1. Conecta emocionalmente y vende el lado “sexy” de tu empresa

Las personas de tu compañía también son tus clientes, y deben creer en el proyecto. Para ello tienes que diseñar una estrategia atractiva que les haga ponerse la camiseta y remar hacia el mismo lugar. Véndeselos y dinamiza la información, la estrategia y los canales para comunicarte con ellos.

2. El CEO debe ponerse las pilas

Independientemente del departamento que se encargue de la estrategia (Comunicación o RRHH), el/la máximo responsable de la empresa tiene que subirse al barco y tiene que ser carismático/a y cometer “locuras” para que el mensaje llegue y además sea bien recibido. Es parte de ser una empresa atractiva.

3. Realiza una auditoría inicial

El estar metidos en faena nos hace pensar que nuestra empresa es la mejor, nuestro equipo está comprometido y que le escuchamos. Pero al realizar una auditoría (y para esto, nadie mejor que una empresa externa), nos damos cuenta que hay ideas en las que estábamos equivocados y en las que hay que trabajar. No dudes en pedir ayuda.

4. Sé transparente y juega limpio

Los empleados están cansados de que les vendan la moto. Es muy frecuente que se cometan incongruencias de comunicación. No podemos “obligar” a nuestro equipo a ser asertivo si nosotros no lo somos, o si la empresa no da las pautas para serlo. Los responsables de equipo, y el CEO, deben contar lo que pasa en la empresa y las reglas en las que jugamos. A nadie le gusta la incertidumbre. Y no te preocupes, que si tu no lo cuentas, ellos buscarán la información por su cuenta y se crearán RUMORES.

5. Aprovecha la tecnología

Lo de crear vídeos llamativos y molones también úsalo para transmitir un mensaje interno, no solo a tus usuarios del centro. Documentos alineados a tu estrategia, el buen uso de nuevos canales como What´s App o las redes sociales. Todo aquello que puede jugar a tu favor, también lo puede hacer en tu contra, así que ponte las pilas y crea una estrategia clara y comunícalo.

6. Incluye la estrategia de comunicación en tu programa general

La estrategia que implementes deberá estar incluida en la estrategia general de la empresa y deberás utilizarla en todo momento; desde que un candidato realiza una entrevista, cuando le das la bienvenida, cuando le formas y en todo su paso por la empresa. No suena un trabajo fácil, y que se ejecute de hoy para mañana, pero te aseguro, que si lo implementas harás que tu empresa tenga un valor diferencial que le diferenciará del resto, y eso lo lograrás con tu mejor recurso, tu capital humano.

Escribe un comentario