Inicio Bienestar Pistachos, el fruto seco quemagrasa

Pistachos, el fruto seco quemagrasa

En comparación con otros frutos secos, el pistacho presenta menos calorías por ración y contiene “grasa buena”, reductora del colesterol.

Una revisión científica realizada a partir de diferentes estudios médicos, pone de relieve los beneficios de comer pistachos para la salud en general cuando se incluyen en una dieta equilibrada. La revisión encabezada por la Dra. Mònica Bulló, profesora de Nutrición Humana en la Universidad Rovira i Virgili (URV), sugiere que entre otros efectos, los pistachos pueden favorecer algunos mecanismos implicados en el control de peso.

Una de las variables más importantes en el control de peso es la saciedad, entendida como la sensación de estar lleno después de comer. En este sentido, hay algunas evidencias que sugieren que el consumo de frutos secos puede contribuir a promover la saciedad, a disminuir el apetito o, incluso, a reducir la ingesta energética.

El efecto visual de la montaña de cáscaras

Un estudio y artículo publicado por la Eastern Illinois University en EE.UU., pretende demostrar la importancia de las cáscaras de los frutos secos en la ingesta de calorías. El estudio concluye que dejar a la vista las cáscaras contribuye a que los consumidores ingieran una menor cantidad de pistachos, por lo tanto, a que ingieran menos calorías.

El conjunto de individuos participantes en este estudio era consciente del impacto que genera ver las cáscaras a la hora de reducir la ingesta de comida. Así, los miembros del primer grupo de control, donde las cáscaras permanecieron visibles durante todo el día, ingirieron un total de 216 calorías; frente al grupo al que fueron retiradas las cáscaras cada 2 horas, cuyo consumo medio alcanzó las 264 calorías. En total, se contempló una significativa reducción del 18% de calorías frente a los individuos que tenían las cáscaras presentes.

Pelar pistachos reduce la ingesta de calorías

Otro estudio realizado por la Eastern Illinois University comparó el consumo de pistachos con cáscara y sin cáscara, y también observó una reducción del 41% en la ingesta de calorías en los individuos que comieron pistachos con cáscara.

El estudio se centró en proveer a un grupo de personas 450 gramos de pistachos, y cada individuo cogía un puñado, que era pesado y registrado para realizar el estudio. Los participantes comían los pistachos en su tiempo libre y, al final, pesaron el total de pistachos que quedaban en el bol para determinar el total del consumo.

Las personas que comieron pistachos con cáscara, ingirieron un total de 125 calorías de media; frente a los sujetos que consumieron pistachos sin cáscara, que ingirieron una media de 211 calorías. El estudio concluyó que aquellos que eligieron pistachos con cáscara consumieron menos calorías que los que optaron por comer pistachos sin cáscara.

Además, según demuestran los estudios, el pistacho con cáscara contribuiría a reducir gradualmente el peso al saciar el apetito durante un espacio más prolongado de tiempo y al acelerar el metabolismo para que el cuerpo queme una mayor cantidad de grasas. También cabe destacar que el pistacho es rico en fibra (2,9 gramos por ración) y una fuente de proteínas (5,9 gramos por ración).

Los 5 beneficios del pistacho como alimento quemagrasa

  • Ayuda a disminuir el índice de masa corporal. Un estudio científico demuestra que el consumo regular de raciones controladas de pistachos como aperitivo puede disminuir el índice de masa corporal en dietas hipocalóricas.
  • La cáscara del pistacho ayuda a reducir el total de las calorías ingeridas. Una ventaja del pistacho es su propia cáscara. El estudio realizado por Carla S. Honselman corrobora la hipótesis sobre el hecho de que la cáscara de los pistachos contribuye a la reducción de la ingesta calórica. Ello se debería a que el proceso de descascarar este fruto seco ralentiza la ingesta y a que visualizar las cáscaras vacías funciona como señal visual para el consumidor.
  • Aumenta la sensación de saciedad. Las evidencias científicas ratifican que todos los frutos secos ayudan a sentirse saciado, a suprimir el hambre y a reducir la necesidad de comer en exceso por su contenido en fibra. Además, una revisión realizada por el nutricionista Richard D. Mattes afirma que “se estima que entre el 55 y el 75% de la energía aportada por los frutos secos es compensada por un menor consumo de energía posterior”.
  • Contiene menos kilocalorías, más fibra y proteínas vegetales por ración. Una ración de pistachos (lo equivalente a unas 49 unidades) contiene 164 kilocalorías, 2,9 gramos de fibra y 5,9 de proteína.
  • Los frutos secos contribuyen a reducir el riesgo de padecer obesidad. Los resultados de los estudios publicados en 2012 y 2013 sobre el consumo de frutos secos, incluyendo los pistachos, sugieren que pueden contribuir a la prevención de la obesidad.

 

 

Escribe un comentario