Inicio Trainer Tendencias del Fitness para el 2018

Tendencias del Fitness para el 2018

ACSM (American College of Sports Medicine) acaba de publicar los resultados de su encuesta de las tendencias del Fitness para 2018. Nuestro colaborador Robert Usach, Director Académico en ESHI, nos presenta su balance.

Aunque es una encuesta realizada por la ACSM sobre gestores y profesionales elegidos por ellos mismos, puede ser algo tendenciosa sobre los propios intereses del ACSM (quien provee de formación y prestigiosas certificaciones en USA), pero es innegable que los resultados de esta encuesta suelen marcar las guías de hacia donde se dirige el mercado del fitness y deben ser estudiadas con detenimiento.

Exponemos una comparación entre el 2017 y el 2018, puesto que más que las tendencias, el verdadero análisis está en los cambios de dichas tendencias.

Primeras posiciones

Lo primero que vemos es que, vuelve al primer lugar el HIIT, y la destacada subida hasta el segundo lugar del Group Training. Desde hace años, los profesionales estamos avisando que el futuro está en el entrenamiento en grupos reducidos, puesto que se puede tener un servicio muy personalizado (nunca como el entrenamiento personal), pero a un coste para el cliente mucho menor y con la EXPERIENCIA (sí, en mayúsculas) de vivenciar un entrenamiento “deportivo”. Un claro ejemplo es la recién llegada de HBX (Human Body Exercise) en España, un modelo que ya está siendo un éxito.

El reconocimiento de la fuerza

La bajada (ligera) de “profesionales formados y certificados” a cambio del “entrenamiento de la fuerza” también hay que destacarlo.

Como hemos comentado, el ACSM es una empresa proveedora de formación y certificaciones, y por lo tanto, tiene que darle mucha importancia a que los profesionales estén formados y certificados (por ellos). Que el entrenamiento de la fuerza gane terreno, es muy significativo.

En USA, el entrenamiento de la fuerza está más relacionado con otra empresa (también proveedora de formación y de certificaciones profesionales), la NSCA (National Strength and Conditioning Association) que en cierto modo, es “competencia” del ACSM (cabe decir, que colaborar en muchos proyectos). Valorar la fuerza por encima del lema “el ejercicio es medicina” (más relacionado con la filosofía del ACSM), que aparece en el puesto #12, es aceptar, POR FIN, que el entrenamiento de la fuerza es salud.

Los estudios nos están diciendo que una escasa masa muscular es un factor de riesgo cardiovascular, y que, muchas patologías cardiovasculares mejoran y/o se previenen con un correcto entrenamiento de la fuerza. La fuerza deja de ser un factor puramente de rendimiento y estético, para afectar sobre la salud más allá de la corrección postural y la prevención de caídas.

Los rollers

La última observación es la escalada de los “rollers para la movilidad y flexibilidad”, que en 2017 aparecieron de la nada posicionándose en el #20, y ya los tenemos en el #15. Creemos que en cuanto se investigue un poco más todo el ámbito de la fascia muscular, y se desarrolle más formación, veremos como sigue escalando esta tendencia, totalmente compatible con el entrenamiento de la fuerza.

Así que, como resumen: en 2018 viene el entrenamiento en grupo, con metodología HIIT, combinado con entrenamiento de la fuerza compensado por foam rollers.

Robert Usach, Director Académico ESHI

 

 

Escribe un comentario