Inicio Bienestar Servicios de estética, una apuesta de valor para tu centro deportivo

Servicios de estética, una apuesta de valor para tu centro deportivo

El ritmo de vida actual está fomentando la creación de centros de proximidad, espacios donde además el cliente pueda encontrar todos los servicios que precisa. Para ello qué mejor que contar con la experiencia de los mejores profesionales en la materia. Un equipo especializado, ubicación y tratamientos, la esencia de esta oferta de valor para tus clientes.

Por: Raúl Samitier, Product Manager en Nirvana Spa

Servicios de estética en un centro deportivo.

Para que un centro deportivo goce de los mejores servicios en estética es esencial que el espacio dedicado a este zona vaya acorde con el tamaño del gimnasio. Sus dimensiones deben ser compatibles para poder atender con las suficientes garantías el flujo de personas que acuden al centro diariamente. Por este motivo, se recomienda que el área tenga como mínimo en torno a los 45-60 metros cuadrados.

Por el contrario, si no lo dotamos de las medidas adecuadas, puede condicionar los servicios a ofrecer (tratamientos con aparatología, bañeras de hidromasaje, pequeño córner de ventas, duchas Vichy…).

En este proceso también será importante la ubicación. Ésta es una de las primeras decisiones a tomar; si el centro de estética estará ubicado en el hall/entrada (para poder ampliar el abanico de clientes que no son socios del centro) o se debe buscar un concepto más elitista (relacionado con la discreción/intimidad del abonado) y ubicarlo dentro del gimnasio, donde exclusivamente pueden acceder solo los socios.

Cómo debe ser su diseño

Después de las decisiones más estructurales, debemos preguntarnos qué tipo de área de estética queremos crear, qué productos y servicios vamos a ofertar. Por supuesto, todas estas decisiones estratégicas deben ir acordes con la filosofía del gimnasio.

Aspectos tales como la orientación, el olor corporativo, la temperatura, la elección de los materiales y el color de las instalaciones son fundamentales. Para ello, se debe encontrar el equilibrio entre lo “bonito” y lo “funcional” que permita a su vez tener una armonía en el diseño y poder trabajar con facilitad y garantías sin olvidarnos de la practicidad en el mantenimiento de las instalaciones (limpieza de aires acondicionados, tuberías, desagües…).

Como anotábamos, es muy importante elegir un color adecuado y diferenciado en cada una de las áreas:

  • Áreas Productivas: cabinas de tratamientos, recepción, zona de venta de productos…
  • No Productivas: pasillos, salas de espera, almacenes…

La carta de servicios

Debemos disponer de un “buen fondo de armario” para cubrir todas las posibles necesidades de los clientes, tanto a nivel facial como corporal, así como poder responder a las últimas tendencias del mercado, dado los diversos perfiles que acuden al gimnasio. Los tratamientos a ofrecer deben estar incluidos en las siguientes áreas de trabajo:

  • Fisioterapia: quiromasaje, kinesiotapping, gimnasia pasiva, electroestimulación… reflexología.
  • Estética y belleza: tratamientos faciales, depilaciones, manicura, pedicura, tratamientos reductores, maquillaje, peeling…
  • Wellness: masajes relajantes, descontracturantes, chocoterapia, vinoterapia, pindas, piedras calientes… Un dato muy importante es que cuando creemos nuestra carta de servicios diferenciemos entre “tratamientos estándar” (representan el 65-70 % de la facturación) y “especializados” (representan 30%-35% de la facturación).

Por otro lado, no es recomendable elegir más de 3 firmas cosméticas para trabajar en el centro. Es preferible buscar marcas complementarias y de igual calidad, ya que es difícil que una sola puede cubrir todos los servicios que se requieren. Aún así, se puede complementar la oferta para hacerla mucho más completa eligiendo diversos tratamientos de aparatología (Criolipolisis , Rayos UVA, Depilación Láser… ).

Cómo comunicar el servicio de estética

La comunicación es fundamental, dado que por muy buenos que sean nuestros servicios si nuestros clientes potenciales no los conocen es como si no existiéramos. Debemos mandar / claims sencillos y directos a nuestros clientes potenciales, destacando la información que queremos comunicar.

Es importante estar adecuados a la LOPD para poder enviar comunicaciones comerciales a los clientes y clientes potenciales. Podemos utilizar medios tradicionales como publicidad en escaparate, Roll-Up, flyers en los vestuarios, buzoneo en zonas cercanas al centro, publicidad en revistas especializadas, e-mailings…

“Debemos disponer de un ‘buen
fondo de armario’ para cubrir
todas las posibles necesidades
de los clientes, tanto a nivel
facial como corporal.”

Hoy en día ya no es suficiente con tener una página web, la página web es nuestra carta de presentación, la primera impresión que obtienen de nosotros por eso debemos cuidar su imagen, pero además debemos trabajar las redes sociales 3.0 que nos facilitan de forma rápida y con una mínima inversión la posibilidad de llegar a nuestros clientes potenciales. No es necesario estar en todas las redes sociales, sino que debemos elegir la que mejor se adapte a nosotros.

No debemos olvidar que el mejor “comercial” que tiene un negocio son sus propios clientes, todavía hoy en día el “boca a boca” es la mejor manera de conseguir nuevos clientes. Un 60% de los nuevos clientes vienen recomendados por un amigo.

Tipo de promociones

La promoción más usada es un descuento fijo sobre los tratamientos del área de estética al ser socios del gimnasio. Hay que identificar a los clientes realmente importantes y recompensarlos, una forma de distinguirlos es la clásica tarjeta de fidelización.

Con esta tarjeta el cliente puede obtener descuentos, premios o preferencias en los servicios, proporcionándole una sensación de distinción entre los demás clientes. Una recomendación es que no intentemos vender siempre, en cada contacto con el cliente, ya que de esta forma sólo conseguiremos “quemarlo”.

Asesoramiento externo

Estrictamente no es necesario, pero si es recomendable poder contar con un asesor con experiencia en marketing y gestión Wellness. En el mercado hay diversas empresas que nos ofrecen un servicio “llave en mano” con el que podemos beneficiarnos de su Know-How, así como acortar los plazos en tiempo para poder abrir el área de estética. Por supuesto, es primordial que el equipo de esta área de estética del gimnasio tenga experiencia en el sector de la Wellnes y además cuente con capacidades de gestión de personal, dado que es fundamental la buena formación y motivación del equipo humano.

Formación y motivació del equipo

El equipo humano es el activo más valioso de un negocio, y debemos hacer un esfuerzo en la selección y formación del personal (muy importante es el reciclaje). Debemos tener definidas todos los protocolos de trabajo y de atención al cliente a seguir, el objetivo es NO improvisar. De esta forma conseguiremos asegurar la excelencia. Para ello, debemos trabajar en los siguientes puntos:

  • Recibimiento Cliente / Explicación Servicios
  • Fijación de tiempos de tratamientos
  • Política de cancelación de reservas
  • Procedimientos de quejas
  • Técnicas comerciales para de venta de productos

Errores a evitar

El error más común que se comete desde el centro es que se piensa en que los clientes del gimnasio conocen la oferta de tratamientos que se comercializan en el área de estética. Sin embargo, las encuestan demuestran que la mayoría de los socios de los gimnasios desconocen los servicios de estética que se prestan. Por este motivo es importante hacer el esfuerzo de comunicar y darnos a conocer para intentar captar a todos los clientes potenciales del gimnasio.

Además, debemos adelantarnos a las peticiones de nuestros clientes, si está de modo un tratamiento X debemos ofrecerlo antes que nos lo pidan. Por último, en esta era de la proximidad, en la que todo está conectado y se precisa poco tiempo libre, ofrecer este servicio de estética y Wellness en el mismo centro puede ser todo un acierto. Si eres flexible y adaptas en esta zona al amplio horario del gimnasio, tus clientes no tendrán que desplazarse, con lo que les ahorrarás tiempo.

Además, si pueden beneficiarse de condiciones especiales, por el mero hecho de ser socios, el coste que paguen por estos servicios puede ser menor que el que ofrecen otros centros convencionales, con lo que también se ahorrarán dinero.

 

 

Escribe un comentario