Inicio Trainer Visión del Entrenamiento Personal 2017

Visión del Entrenamiento Personal 2017

El entrenamiento personal, al igual que el sector del fitness en España, ha tenido una gran evolución desde su introducción en nuestro país en los años 80. Muchas han sido las influencias, en cuanto a tendencias, estudios, equipamiento y profesionales que han creado lo que hoy en día es este servicio.

Por: Alfredo Bastida, Director del Seminario Vivir del Entrenamiento Personal y Pilates. Director del Coaching Camp. Licenciado en CAFYD.

Evolución del entrenamiento personal en España.

Aunque desde un principio ha sido fiel a su esencia: servicios personalizados dirigidos a un público con unas necesidades concretas y creados/satisfechas por un profesional de alta cualificación.

Desde este punto, es difícil concretar o calcular cuántos son los profesionales que están prestando este tipo de servicios, ya que, dado el nivel de especialización y demanda por parte del cliente son muchas las sesiones que se realizan en centros deportivos, estudios especializados, centros boutique, domicilios, urbanizaciones, parques, etc.

Perfil de los compradores de EP

Analicemos en primer lugar el tipo de clientes que consumen estos servicios. Haciendo una visión superficial, o anticuada, de quienes son los compradores de EP, podríamos caer en el tópico de señalar únicamente a personas de alto poder adquisitivo. Lo cual no es cierto. Por supuestos que los hay de alto poder adquisitivo, pero también están los que aun no teniendo un poder adquisitivo alto compran este servicio para cubrir sus necesidades de una forma segura y en manos de profesionales de alta cualificación.

En cuanto a las franjas de edad son variadas, hay clientes de todas las edades, desde niños que quieren desarrollar o potenciar una mayor psicomotricidad, o trabajar aspectos relacionados con el sobrepeso (desafortunadamente para todos como sociedad cada vez más) o personas de la tercera edad con problemática variada, desde la recuperación de una lesión (después de haber sido tratados por los sanitarios correspondientes) a entrenamiento de la fuerza como coadyuvante de alguna patología crónica, etc.

Si bien es cierto, se puede concretar que los mayores compradores están en la horquilla de los 35 a los 55.

¿Cuáles son las demandas?

Lluis Capdevilla, Jordi Niñerola y Mónica Pintanel publicaron en 2004 un estudio que hacía referencia a las motivaciones que llevaban a las personas a la práctica de ejercicio (Autoinforme de motivos para la práctica de ejercicio físico – AMPEF) y por derivada, aunque no está reflejado en este estudio, se entiende a la contratación del entrenamiento personal.

Los ítems recogidos fueron los siguientes:
  1. Peso e imagen corporal
  2. Diversión y bienestar
  3. Prevención y salud
  4. Competición
  5. Afiliación, estar con los amigos y sentirse parte del grupo
  6. Fuerza y resistencia muscular
  7. Reconocimiento social
  8. Agilidad y flexibilidad
  9. Control del estrés
  10. Desafío
  11. Urgencias de salud

La pregunta que se pueden estar haciendo algunos profesionales al leer estas categorías puede ser ¿y cuál es el que más se compra? En este momento y dada la variedad y cantidad de profesionales que prestan estos servicios la respuesta, no puede ser única, aunque si sencilla. Depende de la especialización del entrenador personal.

Nos encontramos con profesionales focalizados en el peso y la imagen corporal y otros en el entrenamiento de la fuerza, las carreras de larga distancia o la recuperación después de haber pasado una lesión. En mi opinión, las preguntas adecuadas serían, ¿en que soy bueno? ¿a qué tipo de clientes puedo ayudar más? y ¿con qué tipo de clientes me gustaría trabajar?.

“las preguntas adecuadas serían, ¿en qué soy bueno?, ¿a qué tipo de clientes puedo ayudar más? y ¿con qué tipo me gustaría trabajar”

Como dato, tanto el estudio citado anteriormente, como la experiencia, nos dice que los clientes que realizan los entrenamientos personales por motivos de estética e imagen corporal son más irregulares en la práctica de ejercicio y anulan más sesiones, que, por ejemplo, los que contratan estos servicios por motivos médicos de salud o diversión y bienestar.

¿Cómo trabajar el servicio de EP?

La forma de prestar estos servicios también ha evolucionado y se ha adaptado a las necesidades de compra de los clientes. Al principio solo se prestaban servicios individuales (1 a 1) y habitualmente en sesiones de una hora. Hoy en día es fácil encontrar entrenadores personales trabajando con grupos reducidos, lo cual es beneficioso tanto para el entrenador ya que factura más por hora trabajada, como para los clientes, ya que potencia la adherencia al ejercicio por la afiliación y pertenencia al grupo.

Además, por supuesto, de ofrecer programas de diferente duración (varios meses o incluso programas anuales), número de sesiones mensuales y frecuencia semana.

En cuanto a las metodologías y materiales de entrenamiento son variadas, dependiendo y estando influenciadas tanto por la formación, gustos y experiencia del entrenador como por los objetivos deseados por los clientes. Ofreciéndose en la actualidad, sin entrar a valorarlas en este artículo, desde las más intensas en carga de entrenamiento y cortas en duración, a otras más pausadas.

El nivel de penetración de las nuevas tecnologías, apps de entrenamiento, wereables, está en alza y dado el ritmo frenético de parte de nuestra sociedad, ha venido para quedarse y en general, revolucionar nuestras vidas. El American College of Sports Medicine – ACSM en su listado anual de nuevas tendencias ya lo ha clasificado como tendencia número 1 en 2017.

Este tipo de dispositivos utilizados de forma inteligente y planificada, tanto por parte de los entrenadores como de los usuarios, puede ser una gran herramienta para potenciar la fidelización y adherencia a la práctica de ejercicio y deporte. Por poner un ejemplo, dos de los beneficios principales que se pueden obtener de uso de estas tecnologías, aplicados a personas que no les gusta entrenar, y que lo hacen por obligación, es: tener presente en su día a día que están en el proceso de cambio y la realización de retos adaptados a las necesidades personales, favoreciendo así la motivación.

La cualificación del entrenador

Sobre la formación de los profesionales, tema siempre controvertido en nuestro sector. Cabe decir que todavía no hay una normativa consensuada, que se aplique en todos los casos, y que garantice al usuario final, lo más importante, la excelencia y seguridad del servicio en todos los aspectos.

Como licenciado en CC. de la Actividad Física y Deporte, me gustaría señalar un aspecto fundamental y que considero que en ocasiones se obvia, trabajamos con la salud de las personas, por y para las personas, prestando servicios en los que con asiduidad sometemos a estrés el organismo de los clientes, buscando la adaptación que los lleve a alcanzar sus objetivos, y esto debe ser prescrito, desarrollado y ejecutado por profesionales de alta cualificación.

Esta alta cualificación, se consigue con años de estudio, práctica y sobre todo siendo responsables cada uno de los profesionales que formamos este ámbito, con lo que podemos, debemos y sabemos hacer.

En conclusión, como puedes ver, el entrenamiento personal es tan variado como lo son los profesionales, metodologías y clientes que lo componen. Ha evolucionado en España y a nivel internacional como lo han hecho las necesidades de salud, movimiento, entrenamiento, etc., de las personas que lo demandan y seguirá haciéndolo, buscando cubrir dichas necesidades y nuevas oportunidades de negocio que surjan en nuestra sociedad.

 

 

Escribe un comentario