Inicio Management Claves promocionales para tu gimnasio

Claves promocionales para tu gimnasio

¿Cuál es el momento idóneo para hacer promociones en tu gimnasio? ¿Qué debes comunicar? ¿En qué canal hacerlo? El foco, tú cliente y sus expectativas. La clave, llegar a rentabilizarlo. Te mostramos cómo realizarlo a través de estos 8 puntos calve.

Promociones para entrenar en tu centro.

Es normal entrar en cualquier web de un centro deportivo o incluso en sus folletos informativos y que lo primero que nos llame la atención sea la cantidad de descuentos y promociones que tienen, sea cual sea la temporada o tipo de club deportivo.

Seguro que a todos nos ha venido la duda sobre cuál es el mejor momento para hacer promociones y si las que hacemos son las adecuadas en calidad y en cantidad. Para ello hay que tener en cuenta algunos factores para discriminar si realmente son útiles.

1. Objetivo claro

Siempre que nos planteemos hacer algún tipo de promoción hemos de tener claro qué queremos conseguir con esa promoción, el para qué . Esto es la clave para avanzar. Si la meta con ese objetivo no lo tenemos claro ni suficientemente detallado, luego no sabremos valorar su utilidad. Y acumularemos promociones que sólo supongan una inversión de nuestro tiempo, pero no repercutirá en resultados reales.

2. Más vale calidad que claridad

Si nos ponemos en la piel de nuestros clientes o potenciales, veremos que estamos rodeados y saturados de estímulos y promociones de todo tipo. Más vale hacer pocas, pero que el cliente las valore realmente, las vea viables, y le supongan un atractivo para él o para sus amigos, familiares, a los cuales puede explicar los descuentos que hacen en su club. Si le saturamos con la misma oferta una y otra vez, esta perderá valor, y no tendrá ningún aspecto positivo para nuestro cliente. Ha de ser algo intenso, que le mueva sus emociones y que le aporte algo.

3. Hacerlo fácil

Todos hemos visto marcas o empresas que realizan concursos, regalos, o cualquier tipo de promoción, y lo hemos dejado por imposible porque era demasiado complicado inscribirse, el teléfono siempre comunicaba, no quedaban claras las premisas… Dejaremos por imposible cualquier incentivo posible si el proceso nos resulta complejo. No olvidemos que al ser humano le atrae lo fácil y aparca lo difícil, por muy atractivo que se lo que vendamos. Nuestro mensaje cuando queramos hacer alguna promoción ha de ser claro, fácil de entender y transparente.

4. Contemos con nuestros clientes o casi clientes

¿Nos hemos preguntado alguna vez qué quiere el cliente? ¿Qué le motivaría a seguir en nuestro club? ¿Cuál es la razón por la que se aburre en nuestro centro? Una manera de dar empowerment a nuestro cliente y depositarle nuestra confianza es preguntarle qué quiere. Es fácil tener esta información a nuestro alcance a y través de foros, blogs, o el clásico buzón de sugerencias. Esta valiosa información nos ayudará a enfocar mejor cualquier promoción y a ver que es lo que nuestro cliente necesita.

5. Desarrollemos la habilidad de la empatía

Muchos fracasos cuando hacemos promociones se generan por no saber ponernos lo suficiente en la mente del cliente. Cualquier acto promocional ha de ir dirigido a nuestros socios, y sobre todo, que responda a la pregunta: ¿qué me aporta a mí como socio? En ese momento no hemos de alardear de las ventajas de nuestro centro, ni de la gran cantidad de socios que tenemos, sino de lo que podemos hacer por nuestro socio; esa promoción, esa tarjeta VIP, ese descuento en la tienda… ¿qué le aporta? ¿ qué gana con eso? Si conseguimos llegar a la emoción del cliente, esa promoción tendrá éxito.

6. Uso de palabras persuasivas

Sea cual sea el canal que utilicemos para promocionar nuestro centro, tengamos en cuenta las palabras que nuestro cerebro rápidamente reconoce. Aquí va una muestra de un estudio hecho en una prestigiosa universidad inglesa, en el que se hacía referencia a las palabras más persuasivas, por orden de importancia:

  1. Usted
  2. Dinero
  3. Ahorro
  4. Resultados
  5. Nuevo
  6. Fácil
  7. Salud
  8. Seguro
  9. Amor
  10. Descubrimiento
  11. Probado
  12. Garantía

Y las combinaciones de frases más potentes:

  • Muchas gracias
  • ¿Qué piensa usted?
  • Estoy orgulloso de usted

Seguramente nos sonarán la mayoría de ver en anuncios publicitarios, pues bien, nosotros también podemos tener en cuenta estas aplicaciones de neuromarketing para el día a día en nuestro negocio.

7. Servicios traducidos en experiencias

Cuando estamos haciendo un descuento o ideando una promoción no hemos de pensar sólo en el descuento en la matrícula, en el regalo que nos hacen si traemos un amigo, sino traducir todo eso en sensaciones que le llegarán mucho más rápido al cliente: tenemos la ventaja de trabajar en un mundo de salud, belleza, y más allá de los descuentos que hagamos y de las invitaciones que demos, conectaremos con el cliente si percibe que ser socio de nuestro club le hace estar más relajado, más bello, más en forma, en definitiva, más feliz.

Lleguemos al cliente con estímulos visuales, auditivos, cinestésicos, para que vea el sinfín de sensaciones y experiencias que puede alcanzar contando con nuestros servicios; cada promoción tiene que llevar de forma implícita un cúmulo de sensaciones tales como que nuestro centro y servicio…

  • Le iluminará el día.
  • Le situará las cosas en mejor perspectiva
  • Somos su prioridad
  • Suena muy bien lo que hacemos
  • Le parecerá muy bien
  • Le llenaremos de detalles
  • Le mostrará más…

Todo esto nos ayudará a conectar con el cliente dándole un valor añadido.

8. ¿Qué hace la competencia?

No podemos olvidar que hemos de conocer a la perfección lo que hacen los otros centros deportivos, cuál es su política de promociones, y sobre todo, valorar si eso les da éxito, o al contrario, les hace ser un centro fuera del mapa. Cuanta más información tengamos de fuera, más podremos ajustar nuestra política de descuentos. No se trata de imitar lo que hacen otros, pero sí modelar ciertos patrones, si tienen éxito, para adaptarnos a nuestra filosofía del centro.

La diferencia la tenemos que marcar nosotros, siendo creativos y ofreciendo servicios y/ o ventajas que el cliente valora pero no encuentra por allí,o incluso nos lo han transmitido socios de nuestro propio centro. Recordad que el equilibrio es la clave para que el cliente valore lo que ofrecemos, ¡considerando que los centros con más éxito no siempre son los que realizan más descuentos!. Algunos socios prefieren un servicio profesional y de calidad, constante, sin valorar en exceso regalos y descuentos. Es una herramienta más, pero ¡no la única!

 

 

Escribe un comentario