Inicio En primera persona Emprendedores fitness: Centro de Entrenamiento Personal Juan Ruiz López

Emprendedores fitness: Centro de Entrenamiento Personal Juan Ruiz López

Graduado en CCAFD, con un máster en de Alto Rendimiento Deportivo y muchas horas de experiencia profesional han convertido a este emprendedor del entrenamiento personal en un modelo a seguir.

Centro de Entrenamiento Personal Juan Ruiz López ( www.cepjuanruizlopez.com)

Centro de Entrenamiento Personal Juan Ruiz López

Juan Ruiz empezó a estudiar CCAFD en Granada a los 18 años. Ya mientras estudiaba, trabajaba como instructor de sala en el gimnasio de la facultad que abría fuera de horario universitario para la gente de la calle. En esa época también comenzó a realizar rutinas de entrenamiento de manera online.

Finalizó sus estudios universitarios un año antes de lo que correspondía y con 22 años se mudó a Madrid para continuar con su formación estudiando el máster de Alto Rendimiento Deportivo del Comité Olímpico Español y alternándolo con un trabajo en uno de los gimnasios más reconocidos de la capital. “Combinaba entrenamientos personales con horas como instructor en sala mientras estudiaba el máster”, explica Juan.

Nuevo emprendedor

Después de 2 años y medio había conseguido una cartera de clientes relativamente amplia. Pero por su forma de ver el entrenamiento, le faltaba espacio y en ocasiones el material adecuado para realizar sus sesiones de la mejor manera posible. Por lo que decidió lanzarse como nuevo emprendedor y abrir un centro dónde el cliente pudiera disponer de “la máxima comodidad posible”.

“es importante inspirarte y escuchar consejos de gente que ya ha emprendido para tratar de mejorar lo creado por ellos y evitar errores que han cometido”

A Juan le llevó casi 8 meses encontrar el local adecuado. Buscaba una zona muy concreta, cercana a la que vivían la mayoría de sus clientes y además un local interior, que no fuera accesible directamente desde la calle para tener más tranquilidad.

El porqué de su decisión

Tener una cartera relativamente amplia de clientes le dio a Juan bastante seguridad y confianza a la hora de emprender: “No partía de cero, tenía una base. En el gimnasio siempre había alguna queja de algunos clientes por material estropeado, vestuarios, etc. De esta manera, intentando ofrecer un servicio más personalizado, íntimo, conseguimos fidelizar más a los clientes y además, ellos se sintieran más cómodos sin esperas ni teniendo que compartir el espacio”.

centro entrenamiento personal juan ruiz lopezHace casi 3 años que Juan Ruiz inició esta andadura profesional. En un principio abrió una única sala con un concepto claro: una única persona en la sala entrenando con el entrenador.
Aproximadamente un año después de abrir tenía completas todas las horas disponibles (Juan trabaja 14 horas diarias). Y surgió la posibilidad de alquilar el local de al lado y unirlo al inicial. En enero de este año abría una segunda sala con sus baños correspondientes. Manteniendo el mismo concepto. El proyecto actual es de momento llenar las horas disponibles en la nueva sala y continuar manteniéndose.

Los clientes

Los servicios del Centro de Entrenamiento Personal Juan Ruiz López van dirigidos a toda la población en general. Cualquier persona que desee estar en forma, encontrarse mejor físicamente o minimizar cualquier molestia física que pueda tener. El principal objetivo de sus entrenamientos siempre es minimizar lesiones, molestias de espalda muy típicas por trabajar sentado con ordenador, etc. También, con este planteamiento les llevará a una mejora a nivel físico y estético, pero la manera de ver el entrenamiento de Juan Ruiz es primordialmente su enfoque en la salud y el bienestar del cliente.

“De nada sirve conseguir grandes resultados físicos si no desaparecen molestias o si estos entrenamientos no son sostenibles en el tiempo”

Por otro lado, en el centro atiende a algunas personas con patologías que requieren un tipo de entrenamiento en concreto dependiendo de la enfermedad que padezcan. Y trabajan también con algunos deportistas profesionales.

Lecciones
Relacionado con emprender, Juan Ruiz dice haber aprendido las dificultades que supone gestionar su propio negocio, cómo darse a conocer, captar clientes, posicionarse en el mercado, etc.

En cuanto a su trabajo como entrenador, por un lado, es consciente de la necesidad de estar formándose constantemente, estar al día de los últimos estudios, la atención a poblaciones especiales o aquellas personas con enfermedades delicadas.

Por otro lado, considera que en la universidad, la titulación está en su mayoría enfocada a prepararse para ser profesor en un instituto. “La pequeña parte que estudiamos relacionada con entrenamiento es muy diferente a aquello que después te encuentras al tratar con clientes. Por lo que es necesario seguir formándose, ya sea realizando cursos o leyendo continuamente libros y artículos”, aconseja Ruiz.

Este profesional del entrenamiento considera que con cada cliente aprendes: “Por el servicio que ofrecemos en el que el cliente está únicamente con el entrenador al final se crea un vínculo, son 2-3 horas semanales totalmente a solas y al final siempre hay confianza, se descargan de problemas laborales, etc. Pero quizá con los que más aprendes son con aquellos con situaciones especiales, enfermedades, su afán de superación y de lucha. Que nunca hay que darse por vencido. Que el trabajo bien hecho, la constancia y el esfuerzo dan su fruto. Y la satisfacción que esto supone a nivel personal”.

Pasos futuros

Aunque Juan Ruiz afirma que cada vez hay más competencia y más gente implicándose en el sector, considera que es un sector en crecimiento: “Cada vez la gente es más consciente de lo importante que es la salud, la calidad de vida, el sentirse bien. Que invertir en ejercicio supondrá un ahorro por otro lado porque si al final no tenemos salud, no podremos disfrutar realmente de las cosas. Por lo tanto, cada vez habrá más potenciales clientes”.

Por supuesto, aconseja a quien quiera intentarlo que lo primero que debe hacer es plantearse seriamente lo que implica ser autónomo y si está realmente seguro de asumirlo: “Hay que sacrificar mucho tiempo, fines de semana, festivos, vacaciones. Requiere mucha dedicación”, explica Ruiz.

También, recomienda fijarse en profesionales similares, hablar con ellos para aprender de sus errores y escuchar sus consejos: “Después cometerás otros errores, pero lo importante es afrontarlos, asumirlos y saber que cada vez que te equivoques estarás más cerca de hacerlo bien”.

Por último, sugiere que nunca dejen de formarse y aprender. Y que aunque sea duro y difícil emprender, al mirar atrás y ver el esfuerzo que ha supuesto, pero también ver lo que han conseguido les va a merecer la pena.

 

 

Escribe un comentario